martes, 4 de agosto de 2009

PAZ

Hoy es un día tan tranquilo, tan pacifico en mi interior, estoy en mi oficina frente al monitor, no hay nadie, me serví un café con un toque de leche, mis cigarros con gusto a chocolate, la temperatura ideal, ni frío ni calor, la radio de compañía con música tranqui, ni los locutores gritan…..mmm ideal.
Me invita a pensar, a viajar con mi mente a otros lugares donde alguna vez sentí esta misma paz, esas playas en verano donde había poca gente, el mar susurrando, los pájaros casi en silencio como respetando esta tranquilidad, el viento cálido meciendo los árboles, también recuerdo esas tardes de sol en el barrio, sentados con los amigos en el umbral de una casa, a la sombra de los paraísos, tomando mate, pensando en nada, con bromas y risas llenábamos el silencio de la tarde.
Como no confundir nostalgia con tristeza?
Y bue, creo que eso lo tiene que manejar cada uno, aunque es muy fácil confundirlas, esto es solo nostalgia.
Los recuerdos vuelven a mi, perfumes, sensaciones a flor de piel, todo me llena profundamente hasta hacerme soltar un suspiro y una mueca de felicidad en mi rostro, el murmullo de la calle ya no existe, estoy sumergido en estos pensamientos.
A cuantos les pasará esto?
Suena el teléfono, es trabajo, de forma automática mi mente vuelve aquí, mis músculos se activan, la tensión vuelve, hay que salir, el trabajo llama…..

4 comentarios:

angel21mbp dijo...

O_o provoqué que mi amigo se sonrojara!!! jejej que lindo!!! Una sonrisa se asoma a la comisura de mis labios mientras te escribo... ya sabes, soy amante de tus letras porque estas me trasportan a otros sitios y me olvido hasta de quien soy... La imaginación vuela y los recuerdos llegan... un abrazo a la distancia G.

Loli dijo...

Me pasó como a Ángel, cerré los ojos y fue fácil imaginarte tranquilo, relajado, suave, feliz...

sO! dijo...

Lo bueno es tener esos momentos de paz, esos momentos que nos hacne recordar, que traen consigo nostalgia, amor, deso, pasión...
Preciosa imagen, amo los tigres.

Besitos!

sO! dijo...

Y en mis sueños, cada noche voy a esperarte, para volver a sentirte y que devores con pasión cada gota derramada en mi piel...