sábado, 15 de agosto de 2009

El infierno llegó a él


En cuanto se abrieron las puertas sintió como una oleada de aire caliente le perforaba la piel, le secaba sus ojos, entre la tierra y el fuego que venían del otro lado llegaba a divisar una imagen, se acercaba a él, no lograba definir la silueta, impaciente pero inmóvil, tratando de mantener la calma dejó que esa imagen se acercara, no movía un dedo, allí parado, solo….poco a poco esa figura iba tomando forma.
Tenia un caminar felino, sus caderas anchas y su pequeña cintura aclaraban que se trataba de una mujer, una mujer salida del mismo infierno, nada lo había preparado para lo que vendría, ahora el aire caliente se tornaba denso, húmedo, irrespirable, al punto de dejarlo sin aliento, ya no quemaba, extrañamente excitado dejo que esa mujer se acercara demasiado a él, al punto de sentir su respiración en el pecho, observó sus pechos perfectos, su piel cobriza, sus piernas atléticas que ya imaginaba abiertas para él.
Se abrieron las puertas del infierno, afrodita en persona vino a recibirlo, a desafiarlo, a seducirlo, (el juego que mas le gusta), jugar a ser cazador o dejar que las presas se consideren cazadoras sin sospechar que están siendo cazadas, sin importar hasta donde lo lleve, la sensualidad que exhala por los poros esta mujer lo embriaga, lo deja en éxtasis.
No se tocan, se recorren con la mirada, el se detiene en esos ojos negros y profundos, ella le sonríe levemente apretando su labio inferior con los dientes, se acerca a su oído y le susurra…. “Listo para jugar?”….el sintió su aliento en el lóbulo y el roce de la punta de su lengua, la tomo de los hombros, la separó de él suavemente, la miró fijamente y le respondió….”La pregunta es…y vos?”.
Ella sonrió y le dijo….”Va a estar bueno, ya recibirás noticias mías”…., se dio media vuelta y comenzó a alejarse, él la observaba marcharse, sus nalgas redondas, inquietantemente firmes, seguía el movimiento, ese vaivén lo provocaba a tal punto que no podía dejar de imaginarla en su cama.
Todo desapareció en un abrir y cerrar de ojos, no sabia si fue un sueño o realidad, pero esa mujer quedó grabada en su mente, pasaron unos días sin novedad, la soñaba y en sus sueños fue suya un millón de veces y de las formas mas increíbles.
Una tarde estando en su oficina, sin pensarlo, suena en la computadora el alerta de que tiene un mensaje, el titulo?….Juguemos… tu afrodita…..

3 comentarios:

sO! dijo...

Nada mas lindo que jugar, seducir y dejarse seducir; vos lo sabes muy bien.
Esa seducción y sensualidad que te embriaga y no te deja pensar, más que en la próxima vez...

Besotes!

Loli dijo...


Eso es lo que hacés, a eso te dedicás, a enloquecer mujeres y hacerte el ingenuo...

Tur: -Quién Loli, yo?!?!?
Yo: -No, si va a ser mi abuela la Pancha, Tur...

angel21mbp dijo...

Es un juego eterno mi G, ah y hola, ya estoy de vuelta!! Opino igual que Lolis, pero, y si ella juega contigo de la misma forma, dejandote que seas cazador para luego ser cazado!! uhm, recuerda que la inocencia es una mascara!!

Un beso G...