lunes, 28 de septiembre de 2009

Primo....Amigo....Hermano....

Dentro de mi rutina diaria (si se la puede llamar rutina) una de las primeras cosas que hago en cuanto llego a la oficina es revisar los mail, obviamente priorizo los laborales, entre todos, me encontré para mi alegría, con un mail tuyo, no acostumbras a mandar mail, sos medio vago para esas cosas y no te gusta escribir, no tenes paciencia, recibir noticias tuyas siempre es una fiesta para mi alma.
Comencé a leerlo y no entendía bien que me querías decir (repito por enésima vez, escribís para el culo jaja), hasta que noté que hablabas de lo que escribo en mi blog, nunca me creíste que escribiera, sos (creo) el único familiar que lo lee, quien me conoce más que vos en este mundo, viviste mi vida y yo la tuya en primera fila, calculo que fue mas tu curiosidad que otra cosa, te habrás preguntado…de que puedo escribir, no?, o pensabas que contaría nuestras trapisondas juveniles?, no alcanzarian dos vidas para contarlas.

Como aquel incendio en el astillero del Tigre, que dementes.

O el día que salíamos con dos amigas y dijeron como si tuvieran las riendas…”Hoy queremos volver temprano”… a dos pibes de veinti tantos años decirles eso un sábado a las ocho de la noche no es bueno…me miraste, me diste las llaves del auto y me dijiste…”Hacete cargo”… conclusión once de la noche las chicas en casa y nosotros de parranda.

O aquel verano en Mar del Plata…parador Vaquero…JA!!!...que verano por dios, teníamos tantos ovarios a disposición que nos mareaban, llevé aquella chica al departamento y vos le descubriste la sevillana en la cartera…”Turco desásete de esta mina urgente, está loca”… (Siempre me atrajeron las minitas medias locas jaja).

O Brasil, por favor…Brasil, que locura, esa vez medio me cagaste, te estaban esperando, me llevaste engañado…pero me dí maña, salí con las dos hermanitas de la inmobiliaria, vivían en la fabela, te acordas?....te enojabas mucho en el almuerzo, yo comía más rápido los camaraon fritos, terminamos por contarlos en cuanto los traían para que sea equitativo, esta bom…déme dos…jajaja.

Los domingos esquiando en el tigre, que inconcientes, esa lancha pedía por la madre cada vez que subiamos…conocíamos todos los ríos, el Gambado, el Luján, el Sarmiento, el Pajarito….que épocas ché, que épocas…

Y aquí estamos, ahora somos nosotros los mayores, hijos, sobrinos, ellos nos ven como veíamos nosotros a nuestros mayores, nos toca mandar y dirigir.
La vida nos llevó por caminos distintos, casi me voy a España, no estabas muy de acuerdo, terminaste llendote a Miami, pero nunca estuvimos muy lejos, en cuanto venís a Buenos Aires me llamas para vernos y charlar, fuiste siempre más que un primo o un amigo, siempre te consideré como mi hermano, me diste consejos aunque no te los pidiera, apoyaste desde tu visión mis decisiones.

Nada que hacer….las personas que llenan mi alma de luz siguen siendo más que los seres oscuros que claman venganza….a los oscuros les digo…sigan participando.

Y a vos, primo, amigo, hermano….nunca te lo dije pero creo que ya lo sabes….te quiero mucho!!!.


2 comentarios:

angel21mbp dijo...

Ahhhh... mi G que linda historia!! Que bueno que tu primo te lea, para que sepa lo buen escritor que eres... jeje... Me alegra mucho que sean tan amigos, casi hermanos...

Un beso.. te quiero...

Anónimo dijo...

..no es cierto que nacho es el unico de la familia que lee tu blog-
Te felicito por lo que escribis y te mando un beso.
Tu prima que tanto te quiere,
Lili.